¿Qué hay en mi maleta? Versión clima tropical.

He recopilado en esta entrada trucos, consejos e ideas sobre cómo organizarte la maleta para pasar una larga estancia en climas cálidos, como Sureste Asiático. Aquí encontrarás una lista completa de mis esenciales de viaje, de la ropa necesaria y otros elementos imprescindibles para un clima tropical o de verano.

Una buena preparación de la maleta te va a ahorrar tiempo, quebraderos de cabeza y sobre todo, dinero. Además, te enseña que se puede vivir con mucho menos de lo que piensas de manera cómoda. Todo buen nómada digital tiende hacia el minimalismo, y es más fácil y satisfactorio de lo que parece. Despojarse de objetos genera mucha libertad e independencia.

——————–

De nuevo en sureste asiático, hace tres años desde que vine por primera vez y echaba en falta esa sensación de libertad que se tiene aquí. Escribo estas palabras desde nuestra pequeña villa en Bali, mientras la lluvia se desliza suavemente sobre nuestra piscina turquesa.

Illustration of a girl with a beige hat and a black backpack, staring at a sunset in a tropical weather, by the illustrator Monica Galan.

——————–

Bolsa de mano o mochilaIllustration of a red backpack.

En mi mochila llevo mis esenciales, mis elementos de trabajo y algunas otras cosas que me van a hacer más cómodos los trayectos, que en ocasiones se puede alargar varios días. He escogido una mochila negra, cómoda, bonita y funcional, con diferentes secciones y bolsillos que me permiten organizarla mejor por dentro. Si escoges una que esté ligeramente acolchada, mejor, así protegerás tu equipo de trabajo.

 

Mis esenciales de “a bordo” son:

  • Cartera con dni, carné de conducir, tarjetas bancarias: N26, Revolut, ING, un salvaslip y un sobre de crema de sol. También llevo una cinta de la Virgen del Pilar que me regaló mi madre (aunque no soy creyente, me gusta tenerla, me recuerda a mi hogar y me hace sentir protegida, si es que esto tiene algún sentido.)
  • Teléfono Móvil
  • Un estuche más grande donde llevo: pasaporte, un sobre con billetes (euros o dólares), un sobre con fotos de carnet (muy útiles en algunas fronteras para hacer los visados in situ), una fotocopia de mi pasaporte y del de mi acompañante (que también llevo escaneados en la nube), una pequeña libreta de Moleskine, lápiz mecánico, bolígrafos, punta fina para mis dibujos, un copic marker azul celeste, goma de borrar. Aquí dentro llevo además un pequeño taco de mis tarjetas de visita y mi agenda – diario.
  • Una botella de agua rellenable que mantiene la temperatura (frío o calor).
  • Una tote bag de tela. Muy útil para guardar tus compras y evitar plásticos o para usarla como bolso o bolsa de playa.
  • Llevo una pequeña bolsa con una almohada de cuello hinchable (créeme, esto te evita pegar bandazos con el cuello y descansar un poco mejor en los trayectos), tapones para los oídos (no los he tenido que usar aún) y un antifaz (muy útil para desconectar y descansar, te ayuda a regular tu cuerpo con la hora de llegada o a dormir mas cómodamente). Este kit no ocupa ni pesa nada y hace la experiencia del viaje algo mejor.
  • Un pequeño neceser con gotas para los ojos, un pequeño frasco de agua micelar, un par de discos de algodón, un pequeño frasco de crema hidratante con protección solar (en los vuelos de más de cinco horas me suelo lavar la cara con el agua micelar y un algodón – ni te imaginas la de porquería que sale del aire recirculado del avión –  y reaplico la crema hidratante). Toallitas higiénicas y toallitas desodorantes.
  • Gafas de sol y gafas de ver.
  • Mezcla de frutos secos y fruta seca. (En ocasiones no sabes cuántas horas vas a pasar sin tener acceso a comer algo medio decente. ¡Recuerda que en algunos países no se pueden entrar semillas!)
  • Una bolsita con los cargadores, cables, un power bank, auriculares bluetooth y un adaptador de enchufes.
  • Libro electrónico.
  • Como material de trabajo llevo un iPad Pro con su Apple Pencil y un teclado bluetooth. Sobre trabajar con el iPad Pro, creo que haré una entrada completa, pero lo mismo que pienso que es la mejor herramienta para dibujar, no es NADA user friendly para muchos otros aspectos del trabajo.
    Como consejo, si tienes una suscripción a Netflix puedes descargar películas o series para ver sin conexión y hacer el viaje más ameno.

He diseñado este planificador de la bolsa de mano para que no te dejes nada. Los planificadores hacen que tu viaje sea más fácil de organizar, y estos que he ilustrado son geniales para pegar en tu diario de viaje o agenda.

Image of an illustrated carry on planner designed by Monica Galan

——————–

MaletaIllustration of neatly folded clothes, in blue and beige tones, by Monica Galan.

Respecto a mi maleta propiamente dicha, sólo elijo cosas que realmente voy a necesitar, todo lo que va a continuación pesa menos de 10 kilos, maleta incluida, lo que me evita facturar en la mayor parte de los vuelos.

He elegido una maleta de ruedas tamaño cabina de color morado (me ayuda a distinguirla fácilmente pero es un color lo suficientemente discreto para mi), y lleva una cinta que la identifica. Es ligera, resistente y funcional, aunque como todo, en los viajes largos se desgasta mucho, por lo que es de precio medio (aproveché para comprarla en rebajas a muy buen precio). Anteriormente tenía una maleta que tenía tanto ruedas como asas de mochila, pero descubrí que nunca la usaba de mochila, así que opté por esta otra cuando tuve que renovar maleta.

  • 3 camisetas de manga corta, 3 camisetas de tirantes,1 camiseta de manga larga ligera.
  • 2 pantalones cortos, 1 pantalón corto de deporte.
  • 2 pantalones largos.
  • 1 vestido corto, 1 vestido largo.
  • 7 braguitas, 2 sujetadores, 2 sujetadores deportivos.
  • 3 pares de calcetines.
  • 1 pijama (camiseta y pantalón corto)
  • 1 jersey.
  • 1 pareo.
  • 1 sandalias.
  • 1 alpargatas.
  • 1 deportivas.
  • 1 bikini, 1 bañador.
  • 1 chubasquero.
  • 1 toalla ligera
  • Bolso plano y ligero de diario.
La maleta en detalle: consejos e ideas.
  • Entre las camisetas, yo elijo algunas básicas de algodón y otras mas “de vestir”. Una de las camisetas de tirantes es lo suficientemente larga para ponerla encima del bañador y, ¡a la playa!
  • La camiseta fina de manga larga se puede sustituir por una chaqueta fina y ligera, es muy útil para llevar en la mochila o en el bolso, ya que en muchos centros comerciales y cafeterías suele hacer frío.
  • Uno de los pantalones largos cómodo, como unas mallas (perfecto para los vuelos largos, o si vas a realizar alguna actividad deportiva), y el otro también ligero pero más de vestir, por si vas a visitar alguna ciudad o templo. Si optas por unas mallas como pantalón largo cómodo, recuerda que con ellas no puedes acceder a la mayoría de los templos, te cubren las piernas pero son ajustadas y “marcan”.
  • Llevo un vestido corto negro (LBD) y uno largo (el que llevo ahora es verde oliva). El vestido largo cubre hombros y piernas, por lo que sirve para entrar a los templos, y es lo suficientemente bonito como para salir a tomar algo.
  • Respecto a la ropa interior, llevo 7 braguitas, dos sujetadores (uno beige y uno negro), un sujetador cómodo deportivo (ideal para realizar alguna actividad deportiva suave o ir cómoda en el avión), un sujetador deportivo de alto impacto (me gusta correr), dos pares de calcetines cortos, un par de calcetines largos para ir calentita en los vuelos.
    Si eliges ropa interior ligera o especial para viajeros, podrás lavarla en tu alojamiento y se secará fácilmente, salvándote en algún apuro.
  • Como pijama, yo llevo un pantalón corto y una camiseta. Intento que el pijama sea lo suficientemente ponible en público, como para bajar a desayunar en algún hotel o salir a la calle en caso de necesidad.
  • Llevo un jersey no muy grueso y largo, lo utilizo junto a una camiseta, las mallas  y las deportivas para los vuelos.
  • El pareo puede servir de toalla, como vestido para bajar a la piscina o playa, o para cubrirte para entrar en un templo.
  • Yo llevo unas sandalias negras de trecking que sujetan bien los tobillos y son cómodas, pero que son los suficientemente bonitas como para ponerlas con un vestido; alpargatas cerradas y  deportivas negras. El calzado ocupa y pesa mucho, es mejor llevar poco, versátil y cómodo. Es importante llevar algo de calzado cerrado, ya que en las ciudades y pueblos puede haber basuras por el suelo, y los animalejos que las acompañan, unas alpargatas son ideales ya que no pesan y se ponen en un momento. Las deportivas las utilizo para hacer deporte o para hacer excursiones, además de para los vuelos, ya que son el calzado que más ocupa.
  • El chubasquero que he elegido es un tres cuartos muy ligero, corta vientos, por lo que me hace las veces de abrigo cuando regreso a climas más fríos, en ese caso, lo acompaño con la ropa más cálida que tengo y utilizo el pareo de pañuelo para el cuello.
  • Llevo dos anillos y un colgante. Los accesorios ayudan a que te sientas algo más “elegante” o especial, en según que circunstancias. Yo llevo muy pocos, ya que es probable que acabe comprando alguna pulsera, colgante o anillo de recuerdo.
  • Otros: gafas de sol, gorro (puedes comparte uno en tu destino), toalla de playa muy fina (yo tengo una de tela tipo francés), un bolso pequeño, plano y ligero.

Illustration of a wooden toothbrush and a tube of tooth paste by Monica Galan.

Neceser. Higiene, belleza y bienestar.

Llevo todo en formatos pequeños, de 100ml máximo, y en un neceser transparente aprobado para cabina.

 

  • Cepillo y pasta de dientes, seda dental. Los llevo en una bolsa aparte dentro del neceser, para poder meterlo en la bolsa de mano en caso de viajes largos.
  • Gel facial limpiador, tónico (agua de rosas, agua termal…), crema hidratante, protector solar de 50 con color, crema de noche (que elaboro yo misma con aloe vera, aceite de rosa mosqueta y aceite de jojoba, muy útil también por si te quemas con el sol).
  • Spray anti mosquitos.
  • Gel y champú, para un apuro, normalmente los vas a encontrar en todos los hoteles y mayoría de hostels, apartamentos… pero nunca se sabe. Cuando tenía el pelo más largo y con flequillo, llevaba un champú seco (esto es un salvavidas TOTAL)
  • Una mascarilla de pelo mini.
  • Desodorante.
  • Llevo un aceite seco que es una maravilla y sirve para rostro, cuerpo y cabello.
  • La crema solar de cuerpo la compro en el destino porque las de formato spray suelen tener más de 100ml. Aún así suelo llevar una para los primeros días en crema tamaño 100ml.
  • Pinzas de depilar, cortauñas, lima, lima de pulir uñas (no me gusta pintarlas pero sí llevarlas brillantes y bonitas).
  • Máquina de depilar y cuchilla de afeitar.
  • Bastoncillos para los oídos.
  • También llevo algunas horquillas y una cinta para el pelo (que no sólo es bonita y sirve como complemento, sino que además me sirve para retirarme el pelo para lavarme la cara o darme cremas)
  • Suplementos: en mi caso B12, algún antioxidante, algún complejo vitamínico. 
  • Llevo un pequeño frasco con jabón para lavar la ropa.

Para este viaje no llevo secador ni plancha de pelo, antes de salir me corté mucho el pelo, de manera que se me queda (más o menos) bien solo. En esta zona hace mucho calor, lo vas a lavar a menudo debido al sudor, a los baños en el mar o piscina, a los cascos de moto apestosos… Y en general, lo más probable es que haya en tu alojamiento o te lo puedan prestar. 

Como consejo, las tallas y muestras cosméticas son muy útiles para viajar. Yo tengo una buena colección de tallas, así como de sobres con muestras, que van de maravilla. Por ejemplo, llevo siempre un sobre con protector solar en la cartelera, y un par de mascarillas para cara y/o pelo en el neceser, si vas a pasar mucho tiempo fuera vas a querer cuidarte. Son especialmente útiles para después de los vuelos, ya que la piel se queda muy deshidratada. 

MaquillajeIllustration of a pink make up bag with some items outside by Monica Galan.

En las zonas de clima tropical, es muy difícil mantener el maquillaje fresco y en condiciones, yo intento cuidar mi piel, una piel bonita es la mejor base.

 

 

  • Polvos compactos con protección solar, para intentar mantener los brillos a raya (ya aviso que es im-po-si-ble)
  • Colorete en lápiz que aplico con los dedos
  • Un pequeño set con tres sombras de ojos (en mi caso, beige, marrón topo y marrón oscuro, como plus, son cruelty free y huelen ligeramente a chocolate)
  • Mascara de pestañas (que no he usado aún)
  • Raya de ojos
  • Perfilador labial (hace las veces de color de labios)
  • Bálsamo labial con protección solar
  • Mi indispensable, el rizador de pestañas, honestamente, es lo único que uso a diario. Como consejo, en lugares cálidos puedes ayudar a fijar las pestañas con aloe vera. En climas más frescos, suelo usar bálsamo (de algo suave, como caléndula), que además de mantener mis pestañas rizaditas, aporta brillo a la zona del párpado.
BotiquínIllustration of a first ais kit bag by Monica Galan.

De no ser que vayas a perderte un mes en la selva, no deberías tener problema en encontrar de todo en los países de destino. Tu botiquín dependerá de a qué zona vayas, yo llevo cosas básicas:

 

 

  • Pequeños sobres desechables con toallitas desinfectantes para cortes y heridas, gasa adhesiva y tiritas.
  • Paracetamol
  • Ibuprofeno,
  • Pastillas para la diarrea o comprimidos de carbón activo.
  • Anthistamínicos (tengo alergia a algunas plantas)
  • Pomada antibiótica
  • Gotas para los ojos (en los vuelos largos se me ponen fatal)
  • Según donde vayas, puede que tu médico te recete unos sobres de Malarone (para la malaria), aunque es poco probable que los necesites. 
  • Además, llevo la copa menstrual y unos pocos salvaslips y tampones en caso de emergencia.

De los medicamentos mencionados, llevo un blíster de cada y el papel que los acompaña dentro de la caja, puedes suceder que te los pidan en algún control de seguridad de aeropuertos, aunque no me ha pasado nunca.

Para no dejarme nada me gusta preparar un listado completo antes del viaje, según el viaje lo preparo con semanas de antelación por si tengo que hacer alguna compra. Este listado me va genial también para comprobar que no me dejo nada en los lugares en los que me aloje o que no me falta nada al hacer la colada. Puedes encontrar este planificador ilustrado en mi tienda, se descarga al momento y lo puedes usar tantas veces necesites.

Image of an illustrated packing planner designed by Monica Galan

Consejos a la hora de preparar tu equipaje.

Vivir como nómada digital o pasar largas temporadas de viaje requiere de un proceso de prueba – error, es importante ser disciplinado en la organización, para que sea lo menos frustrante posible, aunque habrá momentos en los que eches de menos ciertas comodidades, ¡pero al final siempre merece la pena!

Estos consejos están orientados a hacerte un poco más fácil preparar tu equipaje y mantenerlo lo más organizado posible.

Lleva ropa lisa de colores neutros, (yo he optado por grises, negro, blanco, beige…) y que combine fácilmente, podrás disponer de un montón de combinaciones, lo cual ayuda cuando te queda poca ropa. Intenta que tus prendas sean versátiles, el minimalismo se va a convertir en tu modo de vida. Además, cuanto más ligera sea toda la ropa. mejor.

Yo tengo una máxima (que no cumplo al 100%): prenda que entra, prenda que sale. Si compras una camiseta porque te encanta, deshazte de otra que ya no te pongas tan a gusto o que esté estropeada. Puedes incluso donar las cosas de las que vayas deshaciéndote.

Hacer la colada es fácil y barato, pero tanto ésto, como la humedad y calor, estropean mucho la ropa, lo mejor es llevar cosas que no te haga duelo que se estropeen y sean fácilmente reemplazables.

Pese a esto, creo que es mejor invertir siempre en calidad en todos los aspectos, la ropa te durará más en mejores condiciones, así como el material de trabajo.

Yo doblo la ropa y la dispongo de manera vertical, así veo en cada momento lo que tengo disponible, puedes incluso utilizar separadores para facilitarte las cosas. El calzado lo llevo en una bolsa cerrada.

Maleta organizada con la ropa bien doblada, sandalias y sombrero.

Imagen Propiedad de Cultura Inquieta.

Lleva las cosas indispensables en tu bolsa de mano y llévalas siempre contigo durante los trayectos, imagina el lío si pierdes tu material de trabajo o tu pasaporte.

———————–

Podría extenderme mucho más, pero quiero que esta entrada sea útil. Espero escribir más entradas sobre la vida del ilustrador nómada. Si tienes alguna duda déjame un comentario o mándame un email, estaré encantada de ayudarte, en la medida de mis posibilidades.

Esta es la forma en la que yo preparo mi equipaje, pero como ya he comentado, es un proceso continuo de aprendizaje, y hay otras maneras y muchos otros consejos e ideas en el vasto mundo de Internet. ¿Tienes algún truco estrella? ¡Escríbeme! 🙂

———————

Si quieres seguir mis aventuras, puedes seguir mis Stories en Instagram o suscribirte a mi Newsletter. ¡Se acercan grandes cosas!

 

Entradas relacionadas

No results found

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

Menú